Restauración de un carnero.

Heredado de mis padres, guardo como oro en paño, un rebaño de ovejas con su correspondiente carnero y sus perros pastores. La colección puede tener cerca de 60 años.

El rebaño es de barro cocido con patas metálicas y los cuerpos tenían un recubrimiento que imitaba el pelo corto de la lana del animal.

Este recubrimiento ha sido lo que más ha sufrido, imagino que por la humedad a la que se ha visto sometido, al colocar el rebaño sobre los musgos húmedos y por las largas estancias guardados en cajas no siempre bien protegidos.

Mi madre llevó a cabo la restauración de algunas piezas y para ello utilizó pelo auténtico de cordero, a base de pegar sobre la superficie del cuerpo mechones de pelo y recortando al final para igualarlo.

A lo largo de los años, y a causa de su deterioro, me he visto obligado a ir restaurando piezas por la perdida tanto del recubrimiento inicial como del tratamiento que mi madre realizó.

En la foto nº 1 puede apreciarse por orden de arriba a bajo y de izquierda a derecha, perro y tres borregos con el tratamiento primitivo, los cuatro siguientes y el que está tumbado con una cría con pelo de borrego natural. En la siguiente fila las piezas restauradas por mi, un perro, cinco borregos y un carnero.

2016-12-23-4151-coolpix-1600x1200

Foto nº 1.

Como hemos dicho más arriba, las piezas están constituidas de patas, orejas y cuernos de metal, creo que debe ser estaño. En este tutorial explicamos como se ha restaurado el carnero, pieza deteriorada no sólo en su superficie, sino por la falta que una pata trasera (ver foto nº 2) que de nuevo mi madre sustituyó con un tubo realizado en metal, posiblemente con la chapa de alguna lata de conservas, la rotura de la oreja derecha que ella sustituyó por una pieza de cartón, (ver foto nº 3) y la pérdida del tratamiento que imita el pelo del animal. Ver fotos nº 2 y 3.

2016-12-22-4112-coolpix-1600x1200Foto nº 2.

2016-12-22-4113-coolpix-1600x1200Foto nº 3.

La idea es sustituir la pata trasera por algo que ofrezca un aspecto más acorde con la otra pata, y sustituir la oreja de cartón por otra si es posible metálica que se asemeje a la oreja izquierda. Ver fotos nº 4 y 5.

2016-12-22-4117-coolpix-1600x1200Foto nº 4.

2016-12-22-4119-coolpix-1600x1200Foto nº 5.

Hemos comenzado por retirar, con la ayuda de la punta afilada de cuter, los restos del tratamiento primitivo que recubría el animal, así como los restos de pinturas de la cara del animal, como puede apreciarse en las fotos nº 6, 7, 8 y 9.

2016-12-22-4121-coolpix-1600x1200Foto nº 6.

También hemos procedido a retirar la oreja de cartón, apareciendo, bajo del cuerno, el resto metálico que la unía a la cabeza del animal. Ver foto nº 7.

 2016-12-22-4122-coolpix-1600x1200Foto nº 7.

2016-12-22-4123-coolpix-1600x1200Foto nº 8

2016-12-22-4124-coolpix-1600x1200Foto nº 9.

Nos hubiera gustado realizar la reposición de la pata trasera con otra de similar material, en estaño, a base de hacer un molde de la pata sana, pero el proceso implica tener que calentar restos de plomo y no disponemos de los aparejos necesarios para ello.

Por tanto hemos empleado un material noble como la madera. Para ello hemos colocado la pata buena sobre un papel y la hemos perfilado con la ayuda de un lapicero de punta fina, tal como se aprecia en la foto nº 10.

2016-12-22-4120-coolpix-1600x1200Foto nº 10.

Hemos empleado un listón de madera de 10 x 4 mm de sección, dimensiones suficientes para poder reproducir la pata, y sobre ella hemos dibujado el contorno que obtuvimos sobre el papel. Ver foto nº 11.

2016-12-22-4125-coolpix-1600x1200Foto nº 11.

Con la ayuda del cuter, procedemos a rebajar la madera hasta las lineas marcadas con anterioridad. Ver foto nº 12.

2016-12-22-4126-coolpix-1600x1200Foto nº 12.

Continuamos rebajando la pieza intentando asemejarla lo mas posible al contorno de la pata que pretendemos imitar, con la ayuda de pequeñas limas planas y redondas. Ver foto nº 13.

2016-12-22-4127-coolpix-1600x1200Foto nº 13.

Procuramos imitar las formas tanto en el interior como en el exterior de la pata, como puede verse en las fotos nº 14 y 15.

2016-12-22-4128-coolpix-1600x1200Foto nº 14.

2016-12-22-4129-coolpix-1600x1200Foto nº 15.

Procedemos a preparar la oreja que necesitamos. Como queremos reproducirla de metal, empleamos la chapa que se incluyen en los tapones de las botellas de champán o sidra. Con la ayuda de un pequeño alicate de corte hemos recortado el contorno parecido a la oreja sana, y con la ayuda de las limas la hemos ido redondeando colocándola sobre la primitiva oreja para que se parezca lo más posible. Ver foto nº 16.

2016-12-22-4131-coolpix-1600x1200Foto nº 16.

La intención es apoyar la nueva oreja sobre el resto metálico que asoma de la cabeza del animal, como puede apreciarse en la foto nº 17.

2016-12-22-4132-coolpix-1600x1200Foto nº 17.

Para sujetar tanto la pata nueva como la oreja hemos empleado un pegamento de tipo epoxídico de dos componentes, que nos va a segurar que las uniones sean duraderas. Una pequeña cantidad es suficiente para inmovilizar ambas piezas. Ver fotos nº 18 para la pata y nº 19 para la oreja.

2016-12-22-4133-coolpix-1600x1200Foto nº 18.

2016-12-22-4134-coolpix-1600x1200Foto nº 19.

Una vez seco el pegamento comenzamos el proceso de pintado.

Para ello empezamos cubriendo todo el cuerpo con una mezcla de blanco con algo de negro, aguando la mezcla para que penetre bien en los intersticios de las guedejas del pelo. y hemos dado unos toques de negro en las comisuras de los labios y de naranja en las perforaciones de las fosas nasales y bajo las orejas. Ver foto nº 20.

2016-12-22-4136-coolpix-1600x1200Foto nº 20.

Una vez seca la primera mano, procedemos con la técnica del pincel seco a dar una mano de color carne o terracota claro. Ver foto nº 21.

2016-12-22-4137-coolpix-1600x1200Foto nº 21.

Se puede aclarar dando con la técnica del pincel seco una mano de blanco. Ver foto nº 22.

2016-12-22-4138-coolpix-1600x1200Foto nº 22.

Para finalizar se le pintan de negro los ojos y las pezuñas, y a estas últimas con pincel seco se le da una mano de blanco para aclarar el color. Ver foto nº 23.

2016-12-22-4139-coolpix-1600x1200Foto nº 23.

Antonio (Administrador)

Cáceres. 23 de diciembre de 2016.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tutoriales y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Restauración de un carnero.

  1. Me alegro que le guste. Esa es la idea, que se tomen ideas para las propias realizaciones. Un saludo.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    El nacimiento de tu casa es una pasada, me encanta y tomaré ideas para el año próximo. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s