Templo de Simeón

Hace varias Navidades, tras haber realizado la figura de Simeón, que pueden ver en el tutorial “Simeón. Creación de la figura en barro”, se nos ocurrió la idea de construir un templo con idea de poder representar la escena de la “Presentación del Niño en el Templo”. La idea general se ha plasmado sobre papel adoptando la forma que se presenta en el siguiente boceto:

templo-03-1600x1200.jpg

Este año por fin, nos hemos puesto manos a la tarea, con ayuda de elementos construidos anteriormente, y son los siguientes:

  • Como base de la construcción hemos empleado una caja de cartón de dimensiones que se ajustan tanto al tamaño de nuestras figuras, 10 cm de alto, así como al espacio disponible en nuestro nacimiento.
  • El frontal del edificio debe presentar unas columnas, que han sido las ejecutadas en el “tutorial de columnas” de este blog.
  • El interior del templo, que debe tener la profundidad de la caja, lo construimos con poliestireno extruido, por su facilidad de manejo y ejecución.
  • Dos lámparas parpadeantes de neón, conectables directamente a 220 v.
  • Como pegamento empleamos el producto denominado “No mas clavos”, que por ausencia de disolventes en su composición no ataca a al poliextireno.

Exterior del edificio

Como la caja presenta cuatro solapas como cierre de la misma, dejamos las dos solapas laterales cerradas y las dos solapas superior en inferior abiertas, de manera que la superior la volvemos sobre la caja reforzando el techo o bien la dejamos abierta para que cierre lo que será el futuro atrio de la fachada principal del templo, la solapa inferior la dejamos abierta para que sirva de suelo del atrio frente a la puerta y en las dos solapas laterales que dejamos en su posición normal de cerradas nos sirve para sujetar bien pegándolo bien sujetándolo con alfileres, el frontal del templo que incluye la puerta realizada, bien en una lámina fina de porexpán, bien en cartón, sobre el que imitamos el acabado de la piedra del frontal del templo, así como la puerta en su posición abierta para que se pueda apreciar el interior, como de puede observar en la foto nº 1.

2012-12-13-2885-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 1

Una vez situada la pieza que imita el frontal del templo con su puerta abierta, colocamos pos piezas de porexpán cuyas dimensiones son la altura de la caja por unos 5 ó 6 cm de ancho y 1 cm de espesor que imita el cierre lateral del atrio delantero. A estas piezas se les realiza el despiece de las piedras, y se procede a dar el acabado y pintado con la técnica explicada en el tutorial  “Construcción rápida de muros de mampostería”, como se puede apreciar en la foto nº 2.

2012-12-13-2887-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 2

Para ver el efecto presentamos sobre la solapa inferior de la caja, que servirá de suelo del atrio, las columnas ejecutadas anteriormente, sobre unos basamentos realizados en escayola adquiridos en tiendas de manualidades, que hemos coloreados en tonos similares a los empleados en las columnas, y colocamos sobre estas el techo ejecutado en porexpán expandido con la típica cúpula redondeada de las construcciones hebreas. Ver foto nº 3. No los colocamos de manera definitiva hasta que no se haya realizado e insertado el interior del templo tras las puertas abiertas.

2012-12-13-2895-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 3

Interior del templo

Para ejecutar el interior del templo que se ve a través de las puertas abiertas se han empleado piezas de poliextireno extruido por su facilidad de manejo y ausencia de bolitas en su acabado. Siguiendo la guía del croquis anterior debemos preparar un suelo, una pieza posterior de fondo del templo sobre la que se colocará sendos pebeteros en los laterales y en el centro la estrella de David y dos alzados laterales.

Para animar la escena se nos ha ocurrido iluminar los dos pebeteros del fondo con dos lámparas parpadeantes de neón, que se conectan directamente a 220 v. Al conectarse directamente a la red, tiene la ventaja de no necesitar transformador intermedio, además el neón produce una luz fría que no afecta al porexpán. En la foto nº 4 puede apreciarse el modelo empleado. Fueron adquiridos en una tienda especializada en artículos para belenes a través de internet, “FMAS Automatización”. En el apartado de enlaces de este blog puede acceder al link de su página web.

2012-12-13-2897-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 4

Para ejecutar los pequeños pebeteros los hemos cortado del porexpán dándole la forma de tronco de pirámide invertido con un lado recto, que es el que se adhiere a la pared. Por ese mismo lado hemos realizado una incisión vertical, donde encajamos la bombillita de tipo neón. Ver foto nº 5

2012-12-13-2898-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 5

También hemos cortado en el poliextireno las piezas que conformarán la mesa del altar comenzando por las dos patas laterales, dándoles forma cilíndrica en el centro y respetando la forma cuadrangular en los extremos superior e inferior como se aprecia en la foto nº 6.

2012-12-13-2896-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 6

Una vez preparados ambos pebeteros y la mesa que sirve de altar los hemos presentado sobre la pieza que hemos preparado para el fondo, sujetándolos de manera provisional con alfileres. Hemos presentado la figura que ejerce de Simeón para ver si la altura a la que hemos situado los pebeteros y la altura de la mesa es la adecuada, corrigiéndolos si fuera necesario. Ver foto nº 7

2012-12-13-2899-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 7

Procedemos a recortar en cartón seis tiras de igual longitud y grosor que nos servirán para conformar la estrella de David que situaremos entre los dos pebeteros laterales. Ver foto nº 8. 2012-12-13-2900-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 8

Cortamos las piezas que sirven de suelo y de cierres laterales y procedemos a grabar con un punzón el despiece de las piedras de las paredes y de las baldosas del suelo. Al ser el material empleado el poliextireno extruido no es necesario emplear el soldador para realizar el despiece, como haríamos si fuera el porexpán expandido, con un simple punzón con el ancho que se quiera ejecutar las huellas es suficiente. A la pieza del fondo le hemos realizado sendos agujeros justo detrás de los pebeteros por donde hemos insertado las dos bombillitas para posteriormente encajarlas en los cortes que habíamos preparado en los propios pebeteros y los hemos pegado al fondo sujetándolos provisionalmente con alfileres mientras su secado. También hemos presentado la estrella de David sobre un circulo realizado en cartón. El aspecto del despiece es el que se muestra en la foto nº 9.

2012-12-13-2901-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 9

Procedemos a dar color a las piezas empleando tonos mas oscuros en las huellas de las piedras respectos de los empleados en las propias piedras. Pintamos en tonos dorados la estrella de David en contraste del tono elegido para su fondo, e imitamos el oscurecimiento propio que se produce tras las llamas de los pebeteros, y jugamos con los colores en las baldosas del suelo. Procedemos a pegar las piezas del interior, y realizamos una prueba colocando a nuestro sacerdote e iluminando los pebeteros, presentando el aspecto que se observa en las fotos nº 10, 11 y 12.

2012-12-13-2909-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 10

2012-12-13-2908-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 11

2012-12-13-2904-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 12

No encontramos un candelabro de siete brazos, tradicional en la cultura judía, del tamaño adecuado a las dimensiones de nuestro templo y figuras, para poderlo colocar sobre nuestro altar, y nos ponemos, a pesar de las dificultades, a ejecutar uno a base de alambre, cortando el número de brazos necesarios y dándole a cada trozo las curvas necesarias, tal y como se aprecia en la foto nº 13. El extremo inferior de los alambres los insertamos en un trozo de tubo de plástico del diámetro necesario para que quepan todos quedando ajustados, al que previamente le hemos inundado con pegamento para inmovilizarlos en su interior.

En el extremo inferior le hemos pinchado una chincheta y en la parte inferior de la misma le hemos pegado con pegamento tipo cianoclirato, una arandela para conformar la base del candelabro. El conjunto entero lo hemos pintado en color oro.

Hemos pelado un hilo eléctrico para obtener el macarrón que lo cubre y aísla y lo hemos cortado en siete pequeños trozos que han servido para imitar las velas, a las que le hemos pinchado los extremos de los brazos.

2012-12-13-2905-coolpix-1600x1200.jpg

Foto nº 13

Concluido el conjunto interior del templo, se procede a colocarlo en el interior de la caja preparada previamente, centrándolo en la puerta de acceso. Inmovilizado el conjunto en el interior de la caja se ha procedido a cubrir la solapa inferior de la caja con papel al que le hemos pintado las baldosas. Sobre este hemos colocado cuatro basamentos ya comentados anteriormente y sobre estos las columnas con sus capiteles superiores y sobre estos el techo rematado por la cúpula esférica. En el interior hemos colocado la mesa a la que le hemos dotado de un cubre altar a modo de mantel que cae lateralmente y sobre éste el candelabro de siete brazos. Ver fotos nº 14 y 15.

2012-12-19 2947 D50 [1600x1200]

Foto nº 14

En estas dos últimas fotos aparece Simeón a las puertas del Templo, para recibir a María y José. María lleva en sus brazos al Niño Jesús, para presentarlo al templo. En el atrio se encuentra un mendigo que pide limosna a los transeúntes y fieles del templo.

2012-12-20 2969 D50 [1600x1200]

 

 

 

 


Foto nº 15

Antonio Ramos Lillo.

(21 de diciembre de 2012).

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tutoriales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s